Consejos de mantenimiento para césped artificial en superficies deportivas

Un mantenimiento adecuado y regular del césped artificial es fundamental porque garantiza:
• La estética: Simplemente por la apariencia de la superficie, es necesario mantener el césped artificial. Un terreno de juego sucio y descuidado da una mala imagen de cualquier deporte, y a largo plazo quita las ganas a los jugadores de practicar su deporte es ese terreno.
• La seguridad: Un campo descuidado presenta obstáculos a los jugadores, quienes pueden llegar a sufrir lesiones. Esto puede restar atractivo a las instalaciones deportivas e incluso la amenaza de un litigio para los propietarios.
• La calidad del juego: Se ve afectada por la falta de mantenimiento. El balón rodaría sobre la superficie más rápido y de manera desigual, su rebote podría cambiar en cada lugar del terreno. Ningún jugador se siente cómodo corriendo sobre una superficie desigual y frustrado por no poder controlar un balón cuyo rebote y trayectoria son impredecibles.
• La durabilidad del campo: En suma la durabilidad de un césped artificial se reduce significativamente por la falta de mantenimiento. Esto iría en detrimento de la inversión realizada en el campo.

El mantenimiento se realiza conforme a cuatro principios básicos:
1. Mantener la superficie limpia
2. Mantener el nivel de relleno
3. Conservar la verticalidad de las fibras
4. Mantenimiento preventivo

PRINCIPIOS GENERALES:

Se debe evitar el derramamiento de derivados del petróleo, incluido el combustible empleado para los vehículos de mantenimiento. Siempre cargue el combustible fuera del terreno de juego. Es posible emplear algunas sustancias químicas en la superficie para eliminar hierbas y hongos, tales como herbicidas y fungicidas.

multideporte-05

MANTENIMIENTO RUTINARIO

LIMPIEZA DE LA SUPERFICIE: Se debe mantener la superficie limpia de pequeños papeles, hojas, colillas, restos de comida y desperdicios orgánicos en general. Un problema frecuente es la goma de mascar, para eliminarla basta con congelarla para romperla cuando se vuelve sólida y luego retirarla del campo. Es importante destacar que si se deja algún tipo de materia orgánica, como hojas, tierras, semillas, etc.…propiciarán el crecimiento de algas, musgo o hierbas. Es conveniente retirarlas en la primera oportunidad.

CEPILLADO: La superficie se cepillará con regularidad, según el número de horas que se utilice. La frecuencia de cepillado es proporcional a la intensidad de uso; cuanto más se use más a menudo necesitará el cepillado. El efecto principal del cepillado es nivelar el relleno interior (donde hay) para asegurar la uniformidad de la superficie e impedir que las fibras se inclinen o queden aplanadas.
Para este proceso se emplea un cepillo manual, aunque es recomendable que anualmente se emplee para esta función una máquina motorizada específica que remueva y levante la fibra.
El cepillado se realizará en varias direcciones, ya que el cepillado en una sola dirección hará que las fibras se inclinen en ese sentido. Las áreas de mayor desgaste requerirán especial atención, ya que en estas zonas es donde se constata una mayor alteración del relleno y fibras aplanadas, debido a la intensidad con la que se juega sobre ellas. Se recomienda cepillar sobre superficies secas.

NIVELACIÓN DEL RELLENO: Para conservar las condiciones óptimas de juego es necesario mantener los rellenos de granulado de caucho estables y uniformes y las fibras en posición vertical. En determinadas zonas del terreno de juego donde se produce una ma- yor actividad se presenta una mayor dispersión del relleno (zonas de saque, esquinas, córner, punto de penaltis, etc.) Por tanto se debe proceder a la redistribución del relleno. Durante un uso intensivo, podrá ser necesario mejorar estas áreas a diario. Cuando el mate- rial comienza a acumularse en las esquinas del campo, los desperdicios deben quitarse y el material acumulado deberá limpiarse y cepillarse hacia el campo.

SISTEMA DE DRENAJE Las canalizaciones de drenaje se limpiaran anualmente para que el agua se desplace correctamente hacia los colectores de desagüe.

RIEGO Y LLUVIA Se recomienda regar el campo sintético de vez en cuando y especialmente en los periodos de clima calurosos. El agua produce varios efectos:

- Lubrica la superficie

- Enfría la superficie

- Estabiliza el relleno e impide su dispersión

Se debe humedecer el terreno de juego de forma uniforme. Una pista o campo de césped artificial no se riega, se refresca, por tanto, no inunde la superficie ni la sature con demasiada agua. No se debe utilizar nunca agua de una fuente contaminada. Después de lluvias intensas es recomendable verificar los niveles de relleno, ya que es posible que hayan quedado alterados. Esta acción es importante especialmente cuando hay una pendiente en el terreno y el relleno se ha desplazado en esta dirección.

CESPED ARTIFICIAL GLOBAL GRASS